La avena, un alimento clave para incorporar a tu dieta

La avena es uno de los cereales más completos y más consumidos gracias a sus propiedades nutritivas y energéticas. Este cereal rico en fibra tiene un alto contenido en hidratos de carbono, proteínas,  grasas insaturadas y vitaminas, además aporta minerales como fósforo, potasio, magnesio, zinc, calcio y hierro y una fuente notable de Omega 3 y 6.

La avena es uno de los cereales más completos y más consumidos gracias a sus propiedades nutritivas y energéticas. Este cereal rico en fibra tiene un alto contenido en hidratos de carbono, proteínasgrasas insaturadas y vitaminas, además aporta minerales como fósforo, potasio, magnesio, zinc, calcio y hierro y una fuente notable de Omega 3 y 6.
Principalmente, ¿qué nos proporciona la avena?
Es un hidrato de carbono complejo de fácil asimilación y de absorción lenta, por lo que es un alimento que nos proporcionará energía de manera prolongada durante horas, provocando un efecto de saciedad más prolongado y permitiendo tener un mayor control de los niveles de azúcar en sangre, por lo resulta un cereal muy recomendado para las personas con diabetes. También es un cereal muy utilizado por las personas cuyo objetivo está enfocado a perder peso, ya que ayuda a controlar el apetito provocando en el cuerpo una sensación de saciedad.

Además,  es el cereal que más proteína aporta, lo cual ayuda a la producción y desarrollo del nuevos tejidos musculares en el organismo, convirtiéndose de esta manera en uno de los cereales también más utilizados, para incrementar o ganar masa muscular.

Pero el consumo regular de avena tiene una serie de propiedades muy beneficiosas para nuestro organismo, incluso para perder peso como hemos explicado anteriormente¿quieres saber más?

Este cereal rico en fibra aporta fibras solubles e insolubles. Por un lado, la fibra insoluble facilita el tránsito intestinal y mientras realiza el paso por el tracto intestinal las fibras insolubles de la avena capturan bilis (reduciendo los ácidos biliares) y residuos (eliminando las toxinas y grasas excesivas y nocivas que congestionan el cuerpo y provocan sobrepeso), con lo cual favorece y evita el estreñimiento. Por otro lado, la fibra soluble de la avena, principalmente los “betaglucanos”, ayudan a reducir el colesterol y ayuda a eliminar los triglicéridos dificultando su absorción intestinal.  (Triglicéridos: moléculas de grasas que circulan por la sangre).

Además, gracias al aporte en su contenido de grasas insaturadas omega-6, la avena ayuda a potenciar todavía más la reducción del colesterol malo (LDL) y aumentar la producción del colesterol bueno (HDL) en sangre, descongestionando así las venas y no permitiendo que se acumule un exceso de colesterol, moléculas de grasa y triglicéridos en las paredes de las arterias.

En definitiva, todo esto se traduce en beneficios para el sistema cardiovascular tanto para el corazón como para las venas y arterias.

¿Cómo incorporar la avena en tu dieta?

Ya hemos vistos las cualidades nutritivas y energéticas de la avena y mejora tu salud. Ahora te toca a ti incluir en tu dieta una porción de este cereal. A continuación os mostraremos como podéis incorporar la avena en tu dieta de manera fácil, sencilla y rica:- Realizando un pastel / bizcocho / crep de avena con el sabor que tu desees.
– Incluyendo copos o harina de avena a tu zumo de naranja.
– Mezclándolo juntamente con tu batido de proteína.
– Incluyendo copos o harina de avena a tu lácteo preferido.

Comentarios

Comentarios

Comments are closed.

Navigate