Ghee

¿Qué es el Ghee y por qué deberíamos incluirlo en la dieta?

El ghee es un tipo de mantequilla clarificada proveniente de la cultura ayurveda, interesante por sus beneficios para la salud cardiovascular, sus efectos antiinflamatorios y su capacidad antioxidante. Consumido con moderación, el ghee es un alimento sumamente interesante para incorporar a la dieta de todos los días.

Mantequilla clarificada significa que el agua de la leche se ha evaporado y los sólidos -en su mayoría proteínas y azúcares- se han apartado, por lo que sólo queda la grasa.

El ghee es esto mismo, pero con una diferencia: en su proceso de elaboración se calienta por más tiempo, y consigue un punto más ahumado y un sabor dulzón que recuerda a las nueces. Es delicioso y combina casi con cualquier plato e, incluso, con algunas bebidas.

Por ser altamente saturada, la grasa del ghee es muy estable, lo que permite que lo podamos usar en cocciones a altas temperaturas. Tolera calores de hasta 250ºC sin riesgo de oxidarse; fundamental en la cocina saludable.

El ghee puede formar parte de la dieta cotidiana siempre que se haga un uso moderado y que se compre de buena calidad, o que se elabore en casa con mantequilla ecológica proveniente de vacas de pastoreo.

Propiedades nutricionales

El ghee es especialmente interesante desde el punto de vista nutricional por su contenido en grasas saludables y necesarias, principalmente omega-3, ácido linoleico conjugado y ácido butírico. También es rico en algunas vitaminas y antioxidantes y se trata de un producto perfecto para las personas que no quieran consumir lactosa o caseína. Aun así, los intolerantes y alérgicos a estas sustancias deberían vigilar la presencia de trazas.

Vitaminas. Fuente interesante de vitaminas liposolubles como la vitamina A, D, E y K2, no muy fáciles de obtener en la dieta moderna. También aporta una pequeña cantidad de vitamina B12.

Minerales. Destacan algunos minerales como calcio, fósforo, cromo, zinc, cobre y selenio.

Grasas. Alto contenido en grasas saturadas (alrededor del 51% del total de sus ácidos grasos), monoinsaturadas y colesterol. Aporta ácidos grasos de cadena corta: ácido linoleico conjugado (CLA) y ácido butírico, principalmente.

Contenido energético. Por ser un producto fundamentalmente graso, el ghee tiene una alta densidad calórica. Por cada 100 g de ghee, obtenemos más de 700 kcal (una cucharada sopera equivale a 107 kcal aproximadamente).

 

Efectos sobre el organismo

Diversos estudios científicos reconocen algunos de los beneficios y usos terapéuticos del ghee observados desde antaño por la cultura ayurveda.

– Favorece la digestión

– Tiene un efecto ligeramente laxante

– Protege la salud cardiovascular

– Antioxidante y preventivo del cáncer

– Protege las mucosas

– Aliado contra diabetes y problemas de sobrepeso

En conclusión

Las grasas saludables que contiene el ghee, ayudan a mejorar el metabolismo y a conservar la estructura celular de las membranas. También permiten que el cuerpo absorba nutrientes y estimulan el correcto funcionamiento del sistema inmune.

La mejor manera de asegurar una ingesta saludable es combinando este tipo de alimentos con una dieta equilibrada y una abundante hidratación. Así no tendremos dudas de que las necesidades diarias estarán cubiertas y nuestro organismo bien preparado para enfrentarse a cualquier rutina de ejercicios.

 

 

Comentarios

Comentarios

Comments are closed.

Navigate