¿Qué es la Arginina?

La L-Arginina es un aminoácido condicionalmente esencial. Hasta ahora habréis escuchado hablar de aminoácidos esenciales y no esenciales. Pero existen algunos aminoácidos que aunque en un estado fisiológico óptimo nuestro cuerpo puede sintetizarlo en cantidades adecuadas, en presencia de situaciones especiales de enfermedad (afecciones intestinales y/o renales), pasa a ser un aminoácido esencial. A esto le llamamos condicionalmente esencial.

Acción de la Arginina en nuestro organismo

– Puede estimular la acción inmunológica al aumentar el número de leucocitos.

– Está involucrada en la síntesis de creatina, poliaminas y en el ADN.

– Mejora la capacidad del aparato circulatorio y disminuye el colesterol sanguíneo.

– Estimula la liberación de la hormona del crecimiento o somatropina (GH/STH)

– Reduce niveles de grasa corporal (incrementa la b-oxidación muscular).

– Facilita la recuperación deportiva mediante la conversión del amoníaco resultante del ejercicio anaeróbico en urea.

– Precursor del Óxido Nítrico, un compuesto orgánico vasodilatador.

La L-arginina se encuentra la estructura de proteínas que comemos diariamente. Las fuentes alimentarias de arginina son la mayoría de productos del mar; pescado, mariscos, crustáceos, grandes mamíferos acuáticos como ballenas (su aceite es muy demandado por la industria cosmética), y otros alimentos como las carnes, la yema de huevo, frutos secos como el cacahuete, frutas y verduras y granos enteros.

Metabolismo de la Arginina

Nuestro cuerpo es capaz de sintetizar L-Arginina a partir de citrulina, enzimas celulares y energía (ATP), principalmente por la vía intestinal-renal. Pero ¿que es la citrulina? Las células intestinales obtienen su sustrato energético (ATP) de la glutamina y glutamato (aminoácidos), y con ello se obtiene citrulina. En el riñon, la citrulina se metaboliza a Arginina y se libera al torrente sanguíneo.

Efecto ergogénico de la L-Arginina

En 1998 se galardonó con el premio Nobel de Medicina el conocimiento sobre la relación entre el óxido nítrico y la arginina. Las personas que reciben mayor cantidad de arginina aumentan los niveles de óxido nítrico en sangre. El óxido nítrico relaja las paredes de los vasos sanguíneos y mejora la circulación sanguínea en todo el cuerpo.

Por los resultados obtenidos en los estudios realizados, parece que este efecto ergogénico de la L-Arginina estaría más dirigido a individuos sedentarios sanos que se inician en el deporte e individuos moderadamente entrenados sanos.

Por los estudios realizados, una suplementación de 3g de L-Arginina antes del entreno, sería suficiente para obtener beneficios. La dosis puede necesitar ser ajustada en función de tu aporte dietético de L-Arginina, y la sensibilidad individual.

En el caso de deportistas de élite, la suplementación con L-Arginina no conlleva una mejora del rendimiento físico ni del incremento del óxido nítrico en sangre.

Comentarios

Comentarios

Comments are closed.

Navigate