CrossFit; Pros y Contras

El CrossFit es una modalidad de entrenamiento físico que se ha vuelto muy popular en los últimos años. En el CrossFit constantemente se realizan movimientos funcionales pero a alta intensidad. Todos los entrenamientos CrossFit se basan en movimientos funcionales, y estos movimientos reflejan los mejores aspectos de la gimnasia, levantamiento de pesas, correr, remo y más. Estos son los movimientos centrales de la vida.

No obstante, y por varias razones, el CrossFit ha recibido una gran cantidad de críticas, por parte de muchos expertos de la comunidad fitness.

A continuación os mostraremos cuales son las ventajas y las desventajas de este estilo de entrenamiento.

Pros del CrossFit

  • Mejora funcional: La meta de los entrenamientos CrossFit es alcanzar un físico más equilibrado. Tu físico no será muy grande, o muy delgado o muy fuerte sino una combinación de los tres. En este tipo de fitness no se busca una especialización, sino una compensación vital entre muchos deportes, combates o incluso la supervivencia.
  • Variedad: Con el CrossFit jamás caerás en el aburrimiento de una rutina. Nunca se realiza el mismo entrenamiento dos veces; el CrossFit está diseñado para cambiar las cosas constantemente.
  • Esfuerzo: Gracias a su estructura competitiva donde se establecen metas y récords con la intención de batirlos provoca que la gente dé todo durante sus entrenamientos.
  • Disfrutar: Es un factor realmente positivo. Muchísima gente disfruta con el CrossFit y esto consigue que sean fieles al programa.

Contras del CrossFit

  • Eficiencia: Aunque puede ser un método fabuloso para quienes tienen un nivel alto de fitness, el CrossFit no es la forma más eficiente para que la mayoría de la gente alcance los objetivos comunes como la pérdida de grasa, crecimiento muscular, fuerza máxima y velocidad máxima.
El CrossFit es suficiente para aquellos que ya están muy en forma y quieren mejorar su fitness y rendimiento en todos los aspectos. Si eres una de esas personas adelante. Pero, si quieres concentrarte en conseguir un objetivo o todavía no has llegado a un nivel alto de fitness, lo mejor sería buscar un método o programa diseñado más específicamente para tu nivel de habilidad y acorde a tus objetivos.
  •  Peligros en el protocolo de carga: Son muchos los expertos en medicina deportiva que argumentan con validez sobre los peligros asociados con algunos protocolos de carga. En algunos WOD “Workout of the Day” se pueden exigir 30 repeticiones de arrancadas de 60 kilos. La arrancada es un levantamiento explosivo y, debido a su complejidad, no debería ser realizado en más de cinco o seis repeticiones por serie. Durante este ejercicio se ejerce mucha presión en las articulaciones y es casi imposible mantener una técnica adecuada más allá de estas repeticiones.
  • Falta de progresión: El hecho de que nunca se realice el mismo entrenamiento dos veces seguidas impide que se pueda seguir el progreso. Si nunca se repite un protocolo, no dispones de una forma legítima de saber si estás aumentando la fuerza o la velocidad.
  • Falta de personalización de los programas: La Web CrossFit declara que solo aquellos que tienen “experiencia en levantamiento de peso olímpico, entrenamiento de pesas y en gimnasia deportiva” deberían probar el WOD. ¿Cuánta gente tiene ese tipo de experiencia?

La verdad es que ningún WOD puede adaptarse a las necesidades de todos (o casi todos) de forma segura y efectiva.

Siempre recomendamos seguir las pautas de un entrenador que personalice nuestro programa en función de nuestra habilidad. Hasta cierto punto, se puede guiar a los recién llegados por el camino adecuado y conseguir grandes resultados con los riesgos mínimos de lesión y sin complicaciones.

En resumen: El CrossFit es un gran estilo de entrenamiento, pero lamentablemente, su grado de exigencia no permite que esté al alcance de todo el mundo.

Comentarios

Comentarios

Comments are closed.

Navigate