Cortisol, la hormona del estrés

El cortisol es una hormona glucocorticoide sintetizada a partir del colesterol y segregada en momentos de estrés y durante el ejercicio (por el impacto de actividad que generamos) . Esta hormona, como todas las demás, mantiene la  homeostasis de nuestro organismo

Funcionamiento del cortisol

El cortisol se sintetiza en mayor medida al despertarse y va bajando los niveles durante todo el día, siendo la noche cuanta menos concentración hay

Es una hormona diurna, por lo que la actividad la despierta (debemos discernir entre las personas que tienen una vida nocturna, estas personas serán la excepción). Existen estos altos y bajos en los niveles porque la manera de sintetizar el cortisol es un bucle de retroalimentación negativa.

Esto quiere decir que, cuando se detectan niveles de cortisol bajos, el eje hopotalamo-hipofisiario-adrenal (HPA) arranca mecanismos para sintetizar otras hormonas adrenales que ayudan al aumento de cortisol en sangre. De manera inversa, cuando existen altas concentraciones de cortisol, los niveles de las hormonas adrenales bajan y los de cortisol también, creando un bucle.

Exceso de cortisol:

como ya sabemos La dosis hace el veneno. Si bien sabemos que el cortisol en su justa medida es favorable, un estado permanente de estrés es desfavorable.

Consecuencias:

  • Ansiedad
  • Reducción de la respuesta inmune
  • Síndrome de fatiga adrenal
  • Resfriados frecuentes
  • Desequilibro hormonal
  • Síndrome de colon irritable
  • Problemas con la tiroides
  • Ganancia de peso, en especial, debajo del abdomen
  • Problemas para ganar masa muscula
  • Síndrome de Cushing: enfermedad generada o bien por un alto nivel de cortisol endógeno o por medicamentos similares al cortisol.

Cómo reducir el cortisol:

  • No comer dulces ni comida procesada: El azúcar refinado o siropes así como los alimentos ultraprocesados, aumentan los niveles de azúcar y colesterol en sangre y por lo tanto del cortisol
  • Evitar la cafeína y el alcohol: Existe una relación positiva clara entre el consumo de cafeína y alcohol y la liberación de esta hormona. La mejor opción para la hidratación es el agua.
  • Aumentar el omega 3 de la dieta: Se ha comprobado que el omega-3 reduce los niveles de cortisol altos relacionados con el estrés. Realzando los alimentos como pescados azules, yema de huevo, aceites vegetales y semillas (entre otros) para potenciar este efecto.
  • Hacer ejercicio diario: hemos dicho que durante el ejercicio se aumenta el cortisol, pero una vez en reposo los niveles de descienden dejando sensación de tranquilidad que se manifiesta durante todo el día
  • Descansar lo necesario (8 horas): Sabemos que dormir es estrictamente necesario, además tiene que ser de calidad. En personas que sufren estrés es interesante la ingesta de infusiones de valeriana, melisa, manzanilla para ayudar a la relajación.
  • Practicar técnicas de relajación para minimizar el estrés diario: algunas recomendaciones son el mainfulness, meditación, el yoga, pilates etc.

 

 

 

Comentarios

Comentarios

Comments are closed.

Navigate