Biorritmos en la comida: El desayuno

Respetar un horario también es importante a la hora de comer. Desayunar, comer y cenar a la misma hora, facilitará que el cuerpo funcione mejor, los ciclos hormonales se regularicen y esto nos ayudará a afrontar el día a día con más energía. A Continuación nos centraremos en el biorritmo de las comidas, concretamente en el desayuno, y cómo debe ser la distribución ideal de los alimentos para compaginar con nuestros entrenamientos.

¿Qué es un Biorritmo?

  • Un Biorritmo es la alternancia cíclica a lo largo de un día de los diferentes procesos físicos y mentales en el ser humano.
  • Regulan el funcionamiento orgánico y nos predisponen y condicionan en el rendimiento de las distintas actividades que realicemos en un periodo de tiempo.
  • Estos biorritmos pueden ser diferentes de unas personas a otras, pero tienen una relación directa con los hábitos diarios.

El Desayuno

Tras un periodo de ayuno de 8-10 horas (durante toda la noche) debemos ingerir alimentos para empezar bien el día.

La hora ideal sería entre las 8:00 y las 8:30.

  • ¿Qué le sucede a nuestro biorritmo cuando no desayunamos?

Posiblemente el desayuno sea una de las comidas que más nos saltamos. No es la comida más importante del día, pero sin duda tiene gran repercusión. Hay personas a las que les sienta bien no desayunar y hacer un pequeño ayuno que les permite estar más activos. No obstante, en otras personas (aquellas que practican deporte habitualmente o cenan menos de lo debido) no desayunar conlleva una serie de perjuicios como la falta de rendimiento al final de la mañana y al principio de la tarde, pero sobre todo un desequilibrio hormonal, (aumenta el cortisol y disminuye la testosterona), lo que genera un mayor desgaste y peor recuperación muscular.

  • ¿Qué le sucede a nuestro biorritmo si abusamos del desayuno?

Es raro que se abuse del desayuno, pero puede darse el caso en algún día libre. Esto tendrá como consecuencia una distorsión en el resto de las comidas posteriores, suponiendo peores y más pesadas digestiones. Hacer un desayuno excesivamente copioso nos adormilará el resto de la mañana y disminuirá el grado normal de activación.

  • ¿Cómo compaginar el biorritmo con el entrenamiento?

Si vamos al gimnasio o salimos a correr a primera hora de la mañana y nuestro entrenamiento no dura más de una hora, puede realizarse perfectamente en ayunas. Podemos tomar un zumo o un yogur previamente, y desayunar al llegar incluyendo productos de fácil asimilación que nos hidraten, como puede ser algún batido que incluya fruta y leche. Si la idea es hacer deporte a última hora de la mañana podemos hacer un desayuno más copioso pero de fácil digestión para favorecer su tracto por el estómago en el momento de entrenar.

  • Influencia de las estaciones:

En invierno el desayuno debería ser más tarde que en verano, pues lo ideal sería hacerlo  cuando amanece. Por ello cuando los días son más cortos, el tiempo transcurrido entre la cena y el desayuno será mayor y por tanto, deberíamos desayunar nada más levantarnos sin demora alguna. En cambio, en verano podemos desayunar de manera partida y hacer hasta dos o tres desayunos. El desayuno es una de las comidas que más influenciadas está por las estaciones, aunque en la vida moderna la existencia de luz artificial permite que esta influencia sea mucho menor.

 

Comentarios

Comentarios

Comments are closed.

Navigate