TODO SOBRE EL BULKING Y EL CUTTING (parte I)

¡Buenos días Impulses! Hoy os queremos hablar sobre las dos modalidades que existen en el mundo del deporte, (sobre todo en el culturismo), para prepararse en las fases tanto de competición y definición (cutting) como de transición (bulking).

Bulking, ganacia de volumen ¿el paraíso?

El término Bulking hace referencia a la fase de carga, en la cual el deportista aumenta de masa para producir más ganancia muscular y volumen (recordemos que para ganar músculo hay que aumentar las calorías ya que al crecer, el músculo demanda más energía).

Hay diversas maneras para aumentar masa, algunos se aferran a la comida basura (manera incorrecta) y otros siguen una dieta saludable (manera correcta y más efectiva ya que en la fase de Cutting será más fácil lograr nuestros objetivos).

¿Cómo hacer un Bulking correcto?

Lo primero de todo es tener claro que el exceso calórico no debe superar los 500kcal por encima de nuestro metabolismo y que debe de ser los días que entrenamos.

Si hacemos un Bulking agresivo consumiendo un exceso calórico muy por encima de nuestras necesidades, está energía será almacenada en forma de grasa y si es un consumo continuado en el tiempo, los adipocitos generaran hipertrofia e hiperplasia (es decir, se multiplicarán y se agrandaran), almacenando todavía más grasa.

Llegados a este punto, como la fase de Bulking puede llegar a perdurar unos 4 meses, nuestro set point (peso corporal como referencia) cambiará, aumentado de referencia y por lo tanto, costará más bajar % de grasa, y se alargará más la fase de Cutting. Además el exceso de grasa visceral puede generar patologías graves.

Se trata de consumir carbohidratos de manera moderada-alta pero sin que lleguen a almacenarse en grasa, es decir, gastar las reservas de glucógeno a través de ejercicios de carga alta. También es bueno un ligero aporte de cardio, que nos ayudará a tener más resistencia para los ejercicios de carga alta y a controlar grasas.

El aporte de grasas saludables debe de ser la correcta, ni por encima ni por debajo de nuestras necesidades, y el aporte de proteína debe de ser alto, para recuperarnos después del ejercicio vigoroso realizado (además la proteína no se metaboliza en grasa, por lo que podemos estar más tranquilos).

Suplementación durante el Bulking

La suplementación a través de proteínas puede ser una buena opción si queremos empezar con el bulking. Como cada tipo de cuerpo es diferente, la suplementación también será diferente.

Tipo ectoformo: esta clase de personas tienen un metabolismo acelerado por lo que les cuesta ganar peso. Los suplementos más indicados serían los basados en carbohidratos complejos (MyoGainer, A70Carbofuse, Maltodextrinas), así como la aportación de creatina (CR5, CreatineZero) para la ayuda de la síntesis de músculo.

Tipo endomorfo: este tipo de personas tienen tendencia a ganar peso porque su metabolismo es lento, por lo tanto, es importante que la fuente de proteína sea lo más pura posible: baja en grasas y carbohiratos  (Iso Whey Zero, NeoIsolate, i90) para evitar un sobrepeso incontrolado. Aun así, necesitan del aporte de carbohidratos, siempre en menor cuantia que una persona mesoforma o ectomorfa.

Tipo mesoformo: esta clase de personas, ganan músculo muy fácilmente con una dieta ligeramente controlada y un buen trabajo muscular. La suplementación de BCAA’s  ayudará a lograr más rápido sus objetivos, así como también la toma de creatina.

Hasta aquí nuestro post de hoy sobre el bulking, esperamos que os haya resultado interesante. Aunque sus mayores adeptos son deportistas de alto rango y sobretodo culturistas, un bulking mal hecho puede tener consecuencias irreversibles, por eso siempre hemos de acudir a un nutricionista. La semana que viene colgaremos la segunda parte del artículo profundizando en el Cutting ¡Hasta pronto Impulsers!

Comentarios

Comentarios

Comments are closed.

Navigate