Las proteínas y el riñón

¡Buenas Impulsers!, hoy estamos de nuevo con un tema que causa una gran controversia en el mundo de la nutrición.  Siempre se ha dado por válido que la repartición de macronutrientes es de un 55%-60% de carbohidrato, 12- 15% de proteína, 25-30% de grasas y que, si sigues una dieta más alta en proteína que lo establecido, puede generar daños en el riñón, sobre todo por la ingesta de batidos de proteína… Hoy queremos desmentir este hecho.

Funcionamiento del riñón en una dieta alta en proteína

La función de los riñones es la de filtrar fluidos y la mayor parte de substancias, donde más tarde se expulsan del organismo mediante la orina.

El riñón es por excelencia el órgano que está más estrechamente relacionado con el consumo de proteínas ya que cuando aumentamos la ingesta proteica, existe un incremento de la urea y creatina (en comparación con una dieta alta en carbohidratos) que nuestro cuerpo puede perfectamente lidiar.

Diversos estudios han demostrado que una dieta por encima de lo que se considera correcto respecto a las proteínas (0.8g/kg) no causa ningún daño renal ni otras patologías derivadas. Obviamente haciendo referencia a la población sana y no con insuficiencia renal.

De manera más actual un científico llamado Walser, afirmó sobre estudios llevados a cabo lo siguiente La mejor manera de prevenir la disminución sería aumentar la ingesta de proteínas. no hay razón para restringir la ingesta de proteínas en individuos sanos con el fin de proteger el riñón”, además de diversos estudios que afirman lo mismo.

Está bien demostrado que la principal causa del fallo renal es el consumo abusivo de carbohidratos simples como el azúcar, que produce diabetes y con ellos a la larga el mal funcionamiento del riñón.

La función renal se mantiene estable incluso con ingestas proteicas cercanas a 3g de proteína/kg de peso, debido a que el cuerpo puede tolerar esa cantidad de urea, sin embargo, pasar de los 2.5g de proteína/kg no posee ningún beneficio porque nuestro cuerpo no es capaz de absorber toda la proteína (cabe recalcar otros factores como el ejercicio, a más ejercicio más necesidad de proteína).

¿Podemos aumentar la ingesta de proteína respecto a la ingesta recomendada?

Si aumentamos nuestro umbral al de un 30% respecto el total de los macronutrientes no estaríamos dañando el riñón, sino todo lo contrario. Asimismo, ayudaríamos a prevenir problemas de tensión arterial y diabetes.

A la mayoría de la población les basta con una ingesta de 1.8g-2.4g de proteína, incluido deportistas. No debemos consumir más de 4.5-5g de proteína/kg porque estas ingestas si pueden provocar un daño renal agudo, dado que nuestro organismo no es capaz de metabolizar toda la urea producida por la oxidación de las proteínas.

¡Por lo tanto, queda totalmente desmentido que tomar batidos de proteína WHEY o cualquier otro tipo, daña el riñón! Deberíamos empezar a introducir más proteína libre de grasas saturadas y carbohidratos en nuestra dieta diaria.

 

Comentarios

Comentarios

Comments are closed.

Navigate