Cambios en la dieta cuando entrenas o descansas

¿Cómo estáis Impulsers? Esta semana os hablaremos sobre la dieta que debéis de seguir si os toca entrenar o por el contrario descansar. Sabemos que nuestro cuerpo tiene unas necesidades específicas dependiendo del rendimiento que ejerza por eso, debemos adaptar la dieta a nuestras necesidades.

Días de entrenamiento: carbohidratos para rendir

-Desayuno: Si entrenas antes de desayunar, tienes que recargar el glucógeno hepático con algún alimento que te sea cómodo de transportar. Por ejemplo, una barrita o un plátano. Una vez finalizado el entreno, tienes que incluir proteínas en el desayuno: un huevo, un yogur, un batido de proteínas… Esto nos ayudara a reparar las fibras musculares y regenerar la masa. Es el momento más importante para tomar proteínas.

Si ha habido mucho desgaste en el entreno por su intensidad, lo ideal sería tomar un batido que combine tanto proteínas como carbohidratos, en los posteriores 20m.

-Comida: Si has entrenado durante la mañana, tu comida debe de ser rica en carbohidratos integrales como el arroz, la patata, la pasta o las legumbres (que aparte también aportará las proteínas necesarias). Si por el contrario, entrenas por la tarde, la comida debe de ser alta en proteínas. Sin olvidar llevarse alguna barrita, gel o plátano durante el ejercicio.

-Cena: La cena es la comida que debe de ser más ligera y equilibrada para recuperarte de los entrenamientos pero con cuidado de no sobrepasar las calorías. Estaría bien que incluyeras pescado o carnes magras (pollo, pavo, conejo) con verduras. Debes de tomar algo de carbohidrato como la patata o boniato si has entrenado duro, para reponerte. En cantidades equilibradas no influirá en el peso.

Días de descanso: proteínas y grasas saludables

-Desayuno: Como no toca entrenar, no necesitas recargar al máximo tus depósitos de glucógeno. El desayuno ha de ser alto en proteínas, como un revuelto de claras de huevo, fruta y té o café con bebida vegetal. También puedes optar por alguna tostada y queso freso.

 -Comida: No necesitas un aporte alto en carbohidratos por lo tanto una ensalada o verdura salteada con carne magra, pescado o tofu, sería una buena propuesta. Siempre con aceite de oliva o coco extra virgen. Nada de acompañar la comida con pan. Para beber nuestra anfitriona será agua!!

-Cena: Toma mejor alimentos que se pueden digerir con facilidad. La ensalada no es lo más fácil de digerir, pero puede ser que no te siente mal, ves probando. Sino, siempre puedes hacerte una crema de verduras o verduras a la plancha u horno. De segundo la mejor opción sería un pescado, sino también puedes optar por la carne magra.

Esto es todo por hoy Impulsers, esperamos haberos ayudado a tener las ideas un poco más claras sobre la dieta durante el día a día.  Recordad que tanto la dieta como el ejercicio son el pilar de una vida sana y en paz con nuestro cuerpo.

Comentarios

Comentarios

Comments are closed.

Navigate